La caída del cabello es algo que ocurre con el paso del tiempo o por situaciones de estrés o ansiedad, tanto en hombres como en mujeres. Son muchos los que se sienten incómodos cuando les ocurre esto ya que su autoestima baja, sintiéndose menos atractivos y más inseguros, pero por suerte, hoy en día existen tratamientos, como el injerto capilar, que ayudan a resolver estas situaciones, poniendo fin a la alopecia.

El injerto capilar es uno de estos tratamientos, y la tecnología creada junto con los profesionales permiten poder dar los mejores resultados haciendo sentir al cliente seguro y cómodo. Desde Clínica Rozona os vamos a explicar en qué consiste este proceso y cuál es la técnica más utilizada por nuestros especialistas.

¿En qué consiste el injerto capilar?

El trasplante capilar es un proceso que se basa en llevar unas unidades foliculares de la zona donante hacia la zona receptora, de esta forma conseguimos que el pelo vuelva a crecer y no haya riesgo de que el paciente lo rechace.

Para poder llevar a cabo este proceso, es necesario que la clínica cuente con profesionales experimentados y unos equipos motorizados de alta precisión para poder tener el mayor éxito en la operación, pudiendo restaurar así la densidad del cabello en las zonas deseadas.

Antes de empezar el proceso los profesionales deben esterilizar la zona donde se va a eliminar el cabello para que cuando se realice el injerto capilar no haya dolor. Normalmente, se suele emplear la técnica FUE (Follicular Unit Extraction) ya que da mejores resultados, siendo la técnica más demandada en la actualidad.

¿Qué es la técnica FUE?

Esta técnica consta de cuatro pasos:

  1. Extracción de las Unidades Foliculares de la zona donante. Para ello, se realiza una pequeña incisión circular en la piel alrededor de una unidad folicular. Esta extracción se realiza con micro bisturís con punta de zafiro.
  2. Clasificación y Conservación de las unidades foliculares. Para que el resultado sea óptimo se deben seleccionar las que aseguren una mayor viabilidad y mantenerlas bien cuidadas.
  3. Preparación de la zona receptora
  4. Implantar unidades foliculares en la zona receptora. Se implantan las unidades foliculares una a una.

La técnica FUE es una de las más avanzadas a la hora de realizar un injerto capilar, pero no se trata de la única, ya que en nuestra clínica también realizamos otros tratamientos como el BHT (Body Hair Transplant), aunque está indicado para casos más extremos.

En Clínica Rozona hemos abierto una nueva unidad capilar con grandes profesionales y el mejor material médico del mercado. Estamos especializado en la realización del injerto capilar, tanto para hombres como para mujeres, y estaremos encantados de asesorarle y de devolverle la sonrisa y la confianza.

No lo dude y consulte a nuestros especialistas en injertos capilares.

Clínica Rozona

¿Tienes alguna duda? o ¿quiere pedir cita online?
Call Now Button